La Vendée Globe se caracteriza por ser la regata vuelta al mundo más dura del calendario de competición, hasta tal punto que tan sólo una tercera parte de los inscritos consiguen cruzar la línea de llegada tras más de tres meses de competición.

Por tanto, los riesgos que conlleva participar en la misma son muy tenidos en cuenta por la organización y se reflejan en el nivel de exigencia demandado a los patrones.

Patrones y máquinas excelentemente preparadas

Los patrones que se arriesgan a tomar la salida de la Vendée Globe son la flor y nata de la vela oceánica, con un palmarés envidiable pero eso no les exime de pasar los controles.

Javier “Bubi” Sansó –al igual que el resto de aspirantes- tuvo que certificar que tanto él como el ACCIONA 100% EcoPowered habían realizado 2.500 millas de cualificación, algo que demostrará la preparación de ambos para hacer una ruta en solitario y sin escalas.

Los controles médicos y de seguridad son otra constante. Bubi Sansó ha estado bajo la supervisión de un equipo médico que le ha preparado tanto psíquica como físicamente para el reto y ha debido presentar diversos controles médicos sobre su aptitud para enfrentarse al gran reto que supone la Vendée Globe.

Otros de los requisitos pasa por unos cursos específicos de rescate en alta mar (situaciones límite, rescate de un competidor, incendios a bordo, supervivencia en alta mar, etc.), medicina y primeros auxilios.

También han sido exhaustivos los controles de los IMOCA 60, que han tenido que pasar controles individuales como pruebas de adrizamiento, empuje de motor y sistemas de propulsión de emergencia; controles que ya han sido superados con éxito: “Todo ha ido como habíamos previsto y está todo correcto”, explica el patrón del ACCIONA 100% EcoPowered Bubi Sansó, “Los controles son exhaustivos, pero todos entendemos que hay que exigirlos. Teniendo en cuenta las experiencias anteriores de la organización, las listas de control están muy bien confeccionadas y han ido actualizándolas con cada edición. Nos gustará más o menos llevar a bordo todo lo que se exige, pero es por nuestra seguridad”.